Sanción de 30.000€ por compartir la historia clínica de un paciente con su Mutua laboral

Blog

Actualidad sobre ciberseguridad, protección de datos y soluciones de software.

Sanción de 30.000€ por compartir la historia clínica de un paciente con su Mutua laboral

Modificado el 21 Feb, 2024

compartir la historia clínica

La AEPD ha publicado, el pasado 20 de septiembre, una resolución de procedimiento sancionador de 30.000€ a CEDICO (Centro de Diagnóstico por la Imagen) por compartir la historia clínica.

Un paciente interpuso una reclamación a la AEPD donde explicaba que su Mutua laboral le había denegado una baja por accidente laboral en noviembre de 2020 porque la Mutua había tenido acceso a una resonancia magnética realizada en julio de 2020 y comprobaron que la lesión ya existía anteriormente al accidente.

En concreto explica: “me dirijo a mi Mutua laboral por accidente laboral encontrando mi informe privado en tal despacho y vulnerando mi privacidad”.

Resonancia de forma privada e individual en CEDICO

La parte reclamante explica que esa resonancia se la hizo de forma privada e individual en CEDICO, y que su confidencialidad se ha vulnerado al compartir información de su historia clínica con un tercero (y empresa privada), es decir, la Mutua laboral.

A pesar que el centro de diagnóstico por la imagen defendió ante la AEPD que acceder a la historia clínica es necesario para “facilitar asistencia sanitaria, dejando constancia de todos aquellos datos que bajo criterio médico permitan el conocimiento veraz y actualizado del estado de salud” y que “en ningún caso se le comunican ni informes ni ningún otro tipo de información clínica distinta a la solicitada”, el caso se ha resuelto a favor de la parte reclamante.

La AEPD inició un procedimiento sancionador a CEDICO por la presunta infracción del artículo 5.1.f) del RGPD, en relación con el artículo 5 de la LOPDGDD, conforme señala el artículo 83.5 a) del RGPD y el 72.1.a) de la LOPDGDD. Finalmente, la empresa denunciada ha optado por el pago voluntario para aplicar las reducciones correspondientes, siendo la sanción finalmente de 18.000 €.

¿La mutua puede tener acceso a mi historial médico?

En principio, una Mutua laboral no tiene el derecho a acceder a tu historia clínica sin tu consentimiento explícito. La legislación en materia de protección de datos personales y específicamente, los datos de salud, es muy estricta en este aspecto. Los datos de salud son considerados categorías especiales de datos personales y su tratamiento está sujeto a condiciones particulares, solo pudiendo ser accedidos cuando el interesado dé su consentimiento explícito.

Existen sin embargo, excepciones. Por ejemplo, en el caso de procesos de incapacidad laboral, donde la Mutua necesita información para evaluar la situación del trabajador. Incluso en ese caso, no se debe proporcionar una copia completa de la historia clínica, sino solo los informes médicos relacionados con la incapacidad. Esta información es necesaria para que la Mutua pueda tomar decisiones sobre el alta o baja del trabajador.

Además, hay que tener en cuenta que el acceso a estos datos por parte de la Mutua debe hacerse siempre respetando los principios de limitación de la finalidad y minimización de datos previstos en la normativa de protección de datos. Esto significa que solo se pueden utilizar para la finalidad que justificó su obtención y no se pueden recoger más datos de los estrictamente necesarios para dicha finalidad.

En resumen, aunque existen situaciones en las que la Mutua puede tener acceso a determinados datos de salud del trabajador, no puede acceder a la historia clínica completa sin el consentimiento del paciente. La violación de estas normas puede dar lugar a sanciones muy elevadas, como la mencionada en el título de este artículo.

Puedo pedir copia de informes médicos a la mutua

En efecto, todo paciente tiene el derecho de solicitar una copia de sus informes médicos a la mutua laboral. Este derecho está protegido por la Ley de Autonomía del Paciente, que establece que los pacientes tienen derecho a acceder a toda la documentación de su historia clínica. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la mutua puede tardar un tiempo en procesar la solicitud y proporcionar los informes.

Para solicitar copia de los informes médicos a la mutua, puedes dirigirte a la entidad y hacer la solicitud por escrito. En la solicitud, deberás indicar tus datos personales, la información que deseas obtener y un domicilio para recibir la información. Además, es recomendable adjuntar una copia de tu DNI para verificar tu identidad.

En algunas ocasiones, la mutua puede negarse a proporcionar los informes médicos. En estos casos, puedes recurrir a la Agencia Española de Protección de Datos para que intervenga. Esta entidad tiene la potestad de requerir a la mutua que te proporcione los informes médicos.

Por último, es importante recordar que la historia clínica es confidencial. Solo tú, como paciente, tienes derecho a acceder a ella y autorizar su divulgación. Ningún tercero puede acceder a tu historia clínica sin tu consentimiento explícito, a menos que exista una orden judicial que lo autorice.

compartir la historia clínica

Estoy obligado a entregar informes médicos a la mutua

La obligación de entregar informes médicos a la mutua es un tema que genera ciertas controversias. Es importante destacar que el paciente tiene el derecho a la privacidad de sus datos médicos, por lo que cualquier intercambio de información requerirá su consentimiento previo.

Es común que las mutuas soliciten informes médicos para evaluar las capacidades del trabajador y determinar si puede reincorporarse a su puesto de trabajo. Sin embargo, el médico no está obligado a proporcionar estos informes a la mutua sin el consentimiento del paciente. La ley protege la confidencialidad de la información médica y exige que se respete.

Existen excepciones a esta norma en casos en los que esté en juego la salud pública o la seguridad del paciente o de terceros. En estas situaciones, la ley permite el intercambio de información médica sin el consentimiento del paciente, pero estas excepciones son limitadas y deben ser justificadas.

Una sanción de 30.000€ por compartir la historia clínica de un paciente con su Mutua laboral es muestra de la importancia que se le da a la privacidad y la confidencialidad en el ámbito sanitario. Este caso es un recordatorio de que la infracción de la privacidad del paciente puede acarrear graves consecuencias legales.

En conclusión, aunque las mutuas pueden solicitar informes médicos, los profesionales sanitarios no están obligados a entregarlos sin el consentimiento del paciente. La privacidad y la confidencialidad son derechos fundamentales del paciente y deben ser respetados en todo momento.

La mutua te puede pedir informes medicos

En el ámbito laboral, es común que las mutuas colaboren en el seguimiento de enfermedades o lesiones de los trabajadores. En este contexto, la mutua puede solicitar informes médicos para evaluar el estado de salud del trabajador y determinar si puede regresar a su puesto de trabajo o si requiere de algún tipo de adaptación laboral.

Es importante resaltar que el derecho a la intimidad del paciente es primordial. La mutua solo puede acceder a la información médica del trabajador si éste da su consentimiento explícito. En ningún caso se puede compartir la historia clínica de un paciente sin su autorización, ya que esto constituiría una violación de la Ley de Protección de Datos.

Además, la información que la mutua puede solicitar debe estar estrictamente relacionada con la incapacidad laboral que presenta el trabajador. No se pueden requerir detalles sobre otras condiciones de salud que no tengan relación directa con la incapacidad del trabajador y su posible reincorporación al trabajo.

En el caso de que se requiera compartir información médica con la mutua, es esencial que se haga de manera segura y confidencial, garantizando en todo momento el respeto a los derechos del paciente. Cualquier violación de estas normas puede conllevar sanciones significativas, como multas económicas o incluso consecuencias penales.

En resumen, aunque las mutuas pueden solicitar informes médicos en el contexto laboral, es fundamental respetar los derechos del paciente y seguir las normas de protección de datos. El incumplimiento de estas normas puede resultar en sanciones graves, como se evidencia en el caso de la sanción de 30.000€ por compartir la historia clínica de un paciente con su Mutua laboral.

La mutua tiene acceso a tu historial medico

La relación entre un paciente y su Mutua laboral es compleja y llena de matices. Una de las cuestiones más delicadas es hasta qué punto, la mutua tiene acceso a tu historial médico. El acceso a la historia clínica es un tema delicado, ya que se trata de información personal sensible y protegida por leyes de privacidad y protección de datos.

Por defecto, la mutua laboral no tiene acceso automático a la historia clínica de sus asociados. El acceso a la información médica requiere del consentimiento explícito del paciente. Este consentimiento puede ser revocado en cualquier momento, y su violación puede llevar a sanciones significativas como se puede ver en el caso que motiva este artículo.

Es importante destacar que, a pesar de que las mutuas laborales pueden solicitar el acceso a la historia clínica, el paciente no está obligado a proporcionarla. Puede haber casos en los que la mutua solicite esta información para evaluar si una enfermedad o lesión es laboral o no. Sin embargo, la decisión final sobre la divulgación de la información médica siempre recae en el paciente.

A pesar de que las mutuas laborales tienen el derecho a solicitar el acceso a la historia clínica de un paciente, el acceso real a esta información está fuertemente regulado y protegido por las leyes de privacidad. La violación de estas leyes puede tener consecuencias graves, tanto a nivel legal como económico.

Adapta tu empresa al RGPD

En vigor desde 2018, afecta a todas las empresas de la Unión Europea. Aunque en España ya existiera la LOPD, el RGPD introduce nueva normativa y, por tanto, hay que aplicar ambos.

9 Comentarios

  1. Tomás

    ¡Increíble que compartan historia clínica sin permiso! ¡Privacidad ante todo! 🤯🚫

    Responder
  2. Benigno Pereda

    ¡Increíble que compartan datos médicos sin permiso! ¡Nuestra privacidad es importante!

    Responder
    • Ife Gisbert

      ¿Privacidad importante? ¡Si tienes algo que ocultar, no publiques en internet! ¡La transparencia es clave en la salud pública! ¡Adelante con la información médica compartida para el bien común! ¡Menos secretos, más solidaridad!

      Responder
  3. Oliphant Rios

    ¡No deberían compartir sin permiso! Privacidad médica es fundamental. ¡Protejamos nuestros datos!

    Responder
    • Lope

      ¡Si no tienes nada que ocultar, no tienes de qué preocuparte! Compartir información médica puede salvar vidas y mejorar la atención sanitaria. La privacidad es importante, pero también lo es el avance de la medicina. ¡Abramos la puerta a la innovación y la colaboración!

      Responder
  4. Betina

    ¡Increíble que la mutua pueda acceder a nuestra historia clínica sin consentimiento!

    Responder
    • Manannan

      No deberían tener ese poder sin nuestro permiso. Es una invasión de nuestra privacidad y un abuso de confianza. Debemos proteger nuestros derechos y exigir transparencia en el acceso a nuestra información médica. ¡No podemos permitir que se vulneren nuestros derechos de esta manera!

      Responder
    • Alfonso Fol Frutos

      la capacidad de las Mutuas solo debería a ceñirse a los infidentes laborales. en cuestiones de enfermedades comunes, las mutuas no pintan nada.

      Es una vergüenza, que empresas privadas tengan responsabilidades de control de bajas médicas.

      Responder
  5. Giennah

    ¡Increíble que compartan datos médicos sin permiso! ¿Dónde queda la privacidad del paciente?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones relacionadas