¿Es legal que me hagan pagar para rechazar las cookies?

Blog

Actualidad sobre ciberseguridad, protección de datos y soluciones de software.

¿Es legal que me hagan pagar para rechazar las cookies?

Modificado el 6 May, 2024

En lo que llevamos de año, ya se ha puesto en práctica un método para recabar el consentimiento de los usuarios de los servicios de la Sociedad de la Información que no ha pasado desapercibido. Esto es, la opción de rechazar las ‘’Cookies’’ abonando una cantidad determinada.

La agencia española de protección de datos considera legal esta práctica en el banner de cookies

De acuerdo con las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) sobre el uso de las cookies, tal potestad parece ser aceptada de acuerdo a lo siguiente:

‘’Podrán existir determinados supuestos en los que la no aceptación de la utilización de cookies impida el acceso al sitio web o la utilización total o parcial del servicio, siempre que se informe adecuadamente al respecto al usuario y se ofrezca una alternativa, no necesariamente gratuita, de acceso al servicio sin necesidad de aceptar el uso de cookies. Conforme establecen las Directrices 05/2020 sobre el consentimiento del CEPD, los servicios de ambas alternativas deberán ser genuinamente equivalentes, y además no será válido que el servicio equivalente lo ofrezca una entidad ajena al editor’’.

Como se menciona en el párrafo anterior, tal interpretación se basa en lo recomendado por el Comité Europeo de Protección de datos (CEPD). En este sentido, el artículo 4.XI del RGPD define el consentimiento como ‘’toda manifestación de voluntad libre, específica, informada e inequívoca por la que el interesado acepta, ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa, el tratamiento de datos personales que le conciernen’’.

Ahora bien, ¿toda manifestación de voluntad es libre? Según el CEPD, vincular el consentimiento a la aceptación de los términos y condiciones o supeditar el cumplimiento del servicio a una solicitud de consentimiento para el tratamiento de datos personales que no son necesarios para la realización del servicio resulta ‘’muy inapropiado’’. De este modo, la obligación de autorizar el uso de datos personales más allá de lo estrictamente necesario limita las opciones del usuario y le impide ejercer su libre consentimiento.

 

Entonces… ¿las cookies son datos personales susceptibles a tratamiento, y por lo tanto sujetas a consentimiento previo?

Sí. Como menciona el considerando 30 del RGPD, las personas físicas pueden ser asociadas a identificadores de sesión en forma de ‘’Cookies’’ u otros. Mediante aquellas es posible elaborar perfiles de las personas físicas e identificarlas.
Por todo lo anterior se entiende que, si el prestador de los servicios de la información pone a disposición del usuario toda la información necesaria respecto el uso de las Cookies, pudiendo este escoger entre abonar la cantidad indicada o aceptarlas, aparentemente cumple los requisitos de consentimiento y condicionalidad.

No obstante, el uso de las páginas web, por lo general, se dirigen a todos los públicos y entre ellos se encuentran las personas menores de edad sin capacidad para contratar, personas con diversidad funcional y personas de avanzada edad.
Imaginemos a un menor navegando por internet, buscando información para trabajos del colegio (inclusive en los mismos ordenadores del centro escolar) y para que no puedan identificarle, le aparece un ‘’banner’’ indicando que debe pagar cierta cantidad de dinero para poder seguir buscando. Otro ejemplo podría ser una anciana sin ningún conocimiento informático, pensando que es obligatorio pagar para entrar en la página.

La aplicación de este método parece ser rentable (y legal) para los prestadores de servicios, aunque realmente confuso para los usuarios, quienes pueden ver en ello una mala experiencia con el servicio.

Hasta entonces, habrá que esperar a que madure esta práctica para evaluar su utilidad y consecuencias como podrían ser la reducción de las ventas, la reducción del tiempo del usuario dentro del dominio web y su posición en el mercado.

 

Es legal cobrar por rechazar cookies

La legalidad de cobrar por rechazar las cookies ha generado un debate en el ámbito de la protección de datos personales. Si bien el RGPD establece que el consentimiento debe ser libre, informado, específico e inequívoco, la interpretación de lo que se considera “libre” es clave. Algunos argumentan que imponer un pago para no aceptar cookies socava la libertad de consentimiento, ya que presiona al usuario a aceptarlas para evitar el coste.

Los reguladores han indicado que los servicios ofrecidos con y sin cookies deben ser genuinamente equivalentes. Sin embargo, la práctica de cobrar por la privacidad plantea la cuestión de si realmente se está ofreciendo una alternativa justa. El usuario se enfrenta a la disyuntiva de proteger su privacidad a un coste, o aceptar las cookies para utilizar el servicio gratuitamente, lo que puede no ser una elección real en muchos casos.

Además, la aplicación de un cargo por rechazar cookies puede afectar desproporcionadamente a ciertos grupos de usuarios, como menores de edad, personas con diversidad funcional y usuarios mayores. Esto puede llevar a situaciones en las que los usuarios más vulnerables, menos informados o con menos recursos, se vean obligados a aceptar cookies, poniendo en riesgo su privacidad y datos personales.

Pese a que la AEPD y el CEPD han ofrecido ciertas directrices, la situación actual sigue siendo un área gris en términos legales. El enfoque de cobrar por rechazar cookies ha sido aceptado en ciertas interpretaciones, pero también ha sido motivo de preocupación para aquellos que defienden una Internet más accesible y respetuosa con la privacidad de los usuarios.

Finalmente, es fundamental que las empresas y prestadores de servicios de la información se mantengan al día con las regulaciones y las interpretaciones de las mismas por parte de los tribunales. Mientras tanto, los usuarios deben estar atentos y exigir transparencia en las prácticas de recopilación de datos, así como la posibilidad de ejercer sus derechos de privacidad sin costes adicionales.

Aceptar cookies o pagar

En el actual panorama digital, nos encontramos con una práctica emergente que ha generado debate: la decisión entre aceptar las cookies o realizar un pago para rechazarlas. Esta opción, ofrecida por algunos sitios web, plantea una interrogante sobre la verdadera libertad de elección del usuario. Al hacer que el rechazo de cookies conlleve un costo, se pone en duda si el consentimiento otorgado es genuinamente libre o está siendo coaccionado por una barrera económica.

La legalidad de esta práctica se asienta en una interpretación de las normativas de protección de datos, que sugiere que mientras se ofrezca al usuario una alternativa clara, aunque no gratuita, para acceder al servicio sin cookies, se estaría cumpliendo con la ley. Sin embargo, es crucial que los servicios ofrecidos en ambas alternativas sean genuinamente equivalentes, para no desvirtuar el concepto de consentimiento libre e informado que subyace en la regulación de datos personales.

Desde la perspectiva del usuario, resulta esencial preguntarse si se está estableciendo un precedente donde solo quienes pueden pagar tienen derecho a una privacidad integral en internet. La práctica de cobrar por rechazar cookies podría generar una brecha de privacidad basada en la capacidad económica, lo que contradice los principios de igualdad y no discriminación que deben regir en el acceso a los servicios digitales.

Además, esta práctica podría tener repercusiones en la percepción de la marca o empresa que la aplica. Los usuarios podrían interpretar el pago por rechazar cookies como un intento de monetizar su derecho a la privacidad, lo que puede afectar la confianza y la lealtad del cliente. Por tanto, es imprescindible considerar no solo la legalidad, sino también el impacto en la experiencia del usuario y la imagen corporativa al implementar este tipo de estrategias en la gestión de cookies.

Aceptar cookies o pagar

En el actual panorama digital, nos encontramos con una práctica emergente que ha generado debate: la decisión entre aceptar las cookies o realizar un pago para rechazarlas. Esta opción, ofrecida por algunos sitios web, plantea una interrogante sobre la verdadera libertad de elección del usuario. Al hacer que el rechazo de cookies conlleve un costo, se pone en duda si el consentimiento otorgado es genuinamente libre o está siendo coaccionado por una barrera económica.

La legalidad de esta práctica se asienta en una interpretación de las normativas de protección de datos, que sugiere que mientras se ofrezca al usuario una alternativa clara, aunque no gratuita, para acceder al servicio sin cookies, se estaría cumpliendo con la ley. Sin embargo, es crucial que los servicios ofrecidos en ambas alternativas sean genuinamente equivalentes, para no desvirtuar el concepto de consentimiento libre e informado que subyace en la regulación de datos personales.

Desde la perspectiva del usuario, resulta esencial preguntarse si se está estableciendo un precedente donde solo quienes pueden pagar tienen derecho a una privacidad integral en internet. La práctica de cobrar por rechazar cookies podría generar una brecha de privacidad basada en la capacidad económica, lo que contradice los principios de igualdad y no discriminación que deben regir en el acceso a los servicios digitales.

Además, esta práctica podría tener repercusiones en la percepción de la marca o empresa que la aplica. Los usuarios podrían interpretar el pago por rechazar cookies como un intento de monetizar su derecho a la privacidad, lo que puede afectar la confianza y la lealtad del cliente. Por tanto, es imprescindible considerar no solo la legalidad, sino también el impacto en la experiencia del usuario y la imagen corporativa al implementar este tipo de estrategias en la gestión de cookies.

23 Comentarios

  1. Jesus

    terminare dejando de navegar por internet excepto para las gestiones con la administración y con las entidades de crédito

    BYE BYE

    Responder
    • Edorteam

      Lo cierto Jesús, ¡es que ganas dan! Gracias por tu comentario.

      Responder
  2. Ramos Gamez

    ¡Pues yo creo que deberían avisar más claro antes de meternos las cookies! 🍪😅

    Responder
    • Anselmo Sanjuan

      Pues, es responsabilidad tuya leer los avisos antes de aceptar las cookies. No esperes que te lo den todo masticado. Acepta la realidad y sé consciente de lo que aceptas en línea. La privacidad es importante.🔒

      Responder
      • julio ruiz

        Estoy de acuerdo Anselmo. Me dan una prestación y pago, pero no tienen que obligarme a perder el tiempo analizando una retaila infinita de socios y condiciones que conducen no sabes a donde. Para ver lo imprescindible para el funcionamiento de la Web, con una linea es suficiente. Si ellos se involucran con terceros, es problema y responsabilidad suya.

        Responder
      • Anónimo

        Que verguenza ,una pagina tiene derecho a cobrar si lo desea, pero no , a mezclar el tema de las coquis.se suponia que hera por proteccion de datos .el gobierno me da vergüenza,esta es la manera,de protegernos?

        Responder
  3. Carlos

    En la que a mi respecta, dejaré de acceder a aquellas webs donde obliguen a pagar por “rechazar” las cookies.
    De hecho, ya he dejado de entrar en muchos diarios online por este motivo.

    Responder
    • Edorteam

      Así como, parece ser, la ley permite esta práctica, los usuarios son libres de participar en ella o no, ¡nos parece perfecto! Gracias Carlos

      Responder
    • David

      Totalmente de acuerdo. Yo también me niego a ser partícipe de semejante desproposito. Ya me molestaba el bloqueo cuando detectan que usas adblock, pero lo entiendo. “Si no quieres anuncios, suscribete!” Y ahora esto. Venga ya. No entro nunca a tu web y entro por primera vez por un estupido articulo que me ha llamado la atención y me medio obligas a pagarte? Que eres? Un museo? XD Anda a la porra.

      Responder
      • Alex

        Totalmente de acuerdo.

        Responder
    • Anónimo

      Yo hago lo mismo. Y si me interesa mucho acceder uso Firefox en modo privado con la opción borrar todos los datos de navegación y listo.

      Responder
  4. Unai

    ¡Increíble que nos hagan pagar por rechazar cookies! ¿Qué opinan ustedes?

    Responder
    • Azai Vaca

      ¡Totalmente de acuerdo! Es un abuso que nos obliguen a aceptar cookies para acceder a un sitio web. Deberían respetar nuestra privacidad y no condicionar el uso de la página a cambio de nuestros datos. ¡Definitivamente no deberíamos tener que pagar por rechazar cookies!

      Responder
  5. Rea

    ¡Vaya tela con lo de las cookies! ¿Es realmente legal obligarnos a aceptarlas? 🍪🤔

    Responder
  6. Ezra

    ¡En serio, ¿tengo que pagar para rechazar cookies? Esto no tiene sentido!

    Responder
    • Sofronio Santana

      ¡Vaya que es molesto, ¿verdad? Pero lamentablemente, parece ser la nueva realidad en línea. Parece que ahora hasta para decir no a algo, hay que pagar. ¡Qué tiempos! ¡Saludos!

      Responder
  7. Manuel

    Por supuesto que estoy ya estamos hasta las mismisimas narices de la publicidad de las paginas, despues vinieron las cookies y ahora esto.

    Por supuesto que buscare otras paginas o usare un sistema que borre las cookies.Tambien podemos entrar en modo incognito en algunos navegadores

    Responder
  8. Mauro

    ¡Pues yo digo que si me van a cobrar por rechazar cookies, mejor no acepto ninguna!

    Responder
  9. Adam M

    lamentablemente el internet poco a poco lo han estado en un chiringuito en donde tienen que sacarte pasta como sea, directa o indirectamente… Vayan a ca…. No se salva ni google, donde su buscador se convirtio, en un buscador de articulos promocionados. En resumen, las grandes empresas han convertido el internet en un autentico basurero asqueroso y pestilente.

    Responder
  10. Frank Aguado

    Ya hemos visto cómo la agencia de protección de datos, “nos protege” a lo largo de estos años. No esperemos que ellos hagan algo…
    Insto al boicot de todas estas web rechazando las cookies y buscando la misma información en otros sitios. No aceptas las cookies por que de esta forma, además de darles información personal, les estas dando la libertad de destruir internet y nuestros derechos como usuarios.
    De momento no hay nada fácil y seguro para evitarlas, pero llegará, estoy seguro. Una forma, de momento, es accediendo a esas web a través de: https://1ft.io/

    Responder
  11. Juan Lu

    Y luego que se quejen de por que uso bloqueadores para todo: Anuncios, Rastreadores, Analisis.
    Además de tener que editar código por herramientas de desarrollador por que no me da la gana pagar por algo que debería tener el derecho de rechazar.

    Puedo entender que implementen un método de pago para visitar una web.
    Pero no con la escusa de obligarte a aceptar cookies o impidiéndote navegar si no pagas.

    Para mi, la siguiente frase “no aceptación de la utilización de cookies impida el acceso al sitio web”
    me impide monetariamente seguir navegando.


    Y luego, aunque realices el pago, te van a seguir inundándote con publicidad por todas partes con la escusa de “si no ponemos publicidad no podemos sostener la web”
    Mis pelotas que no ¬¬

    Responder
    • nandovcia

      como?

      Responder
  12. Xavi

    Cobran por vender los datos de los que aceptan para no pagar, posiblemente es legítimo, pero ni les voy a dar mis datos, ni voy pagar, la información está por todas partes, ya cobran de publicidad. Aun siendo legítimo, pues no te obligan, detrás hay intereses que la gente desconoce, tendrías que ir a leer quienes son cada uno de los que comprarán tus datos y saber como van a manipular tu información, y dudo que alguien haga eso. En fin, por mi desconfianza, yo desaconsejo aceptar para poder leer gratis (como digo, la información esta por todas partes), y también desaconsejo pagar, ya cobran de la publicidad, que cobren más de publicidad. Buen día

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones relacionadas